Hasta antes de la reforma integral de 1995, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, que creó el Consejo de la Judicatura, como un órgano más del Poder Judicial; la toma de decisiones de carácter administrativo correspondía al Pleno del Tribunal Superior de Justicia.


Su creación como órgano colegiado y deliberativo del Poder Judicial del Estado de México, tiene un antecedente directo: La Reforma Federal de diciembre de 1994, que sustancialmente modificó la composición y funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Otro precedente más cercano, es la Reforma a la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, de marzo de 1995. El artículo 106 establece que la administración, vigilancia y disciplina del Poder Judicial, estarán a cargo del Consejo de la Judicatura, conforme a las bases de esta Constitución y las leyes respectivas.


La Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de México, adopta en el artículo 52, como funciones para el Consejo de la Judicatura, las mismas que cita la Constitución estatal.


En esencia, es un órgano colegiado de gobierno; dotado de autonomía. En la toma de decisiones intervienen todos sus integrantes y las deciden por unanimidad o por mayoría de votos.


Hasta antes de su creación, correspondía al Pleno del Tribunal Superior de Justicia, la toma de decisiones en materia administrativa. Entre esas las siguientes: Designación de Jueces, Secretarios, Actuarios, Notificadores y otros servidores públicos.


Así mismo, tenía a su cargo, elaborar el presupuesto anual. Tenía además el cargo de administrar los recursos humanos, financieros, materiales, del Poder Judicial.


Desde su creación el Consejo de la Judicatura, es responsable de atender dentro del Poder Judicial todos los problemas de naturaleza administrativa. Su configuración inicial la establecía la Ley Orgánica del Poder Judicial, con un Presidente que será el del Tribunal Superior de Justicia; dos Magistrados, nombrados mediante insaculación; y dos Jueces de Primera Instancia, nombrados en términos de la fracción anterior.


Con motivo de la reforma constitucional publicada el 10 de enero de 2010, reestructuró esta composición. Al Consejo de la Judicatura se integran tres consejeros más y se disminuye a un juez de primera instancia para quedar de la siguiente manera:

I.    Un Presidente
II.   Dos Magistrados del Tribunal Superior de Justicia
III. Un juez de primera instancia
IV.  Una persona designada por el Ejecutivo Estatal; y
V.   Dos personas designadas por la Legislatura.

El Consejo de la Judicatura funciona en Pleno o en Comisiones.


El Pleno lo integran la totalidad de consejeros, para sesionar cada quince días; y en forma extraordinaria cuantas veces sea necesario.


La independencia que caracteriza al Consejo de la Judicatura, se traduce en que, sus determinaciones serán definitivas e inatacables; salvo las que se refieren al nombramiento de magistrados que aprobará la Legislatura estatal, por ser su competencia.


El artículo 63 del mismo ordenamiento asigna al Consejo de la Judicatura una serie de atribuciones, todas dirigidas a velar por el buen funcionamiento del Poder Judicial del Estado de México