COM 18032020 1Representantes de organismos internacionales analizaron la operación de este mecanismo de Justicia Terapéutica.

Con el propósito de conocer los avances de la Justicia Terapéutica en su modalidad de Tribunal de Tratamiento de Adicciones (TTA), una delegación de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (CICAD-OEA) y la Embajada de Estados Unidos en México visitaron e identificaron buenas prácticas de este mecanismo en el Poder Judicial del Estado de México.

Al dar la bienvenida al comité, la consejera de la Judicatura del Estado de México, Edna Edith Escalante Ramírez señaló que desde 2014, el Tribunal Superior de Justicia implementó esta vía a fin de que, quienes presuntamente cometieron un delito relacionado con el consumo de sustancias psicoactivas puedan reinsertarse a la sociedad de forma exitosa y productiva.

Ante Karelly Villanueva Escamilla, integrante de la Secretaría Ejecutiva de la CICAD-OEA y Alejandro Álvarez Tostado, de la oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos de la Aplicación de la Ley de la Embajada de Estados Unidos en México, la consejera Escalante Ramírez destacó que los equipos interinstitucionales e interdisciplinarios del TTA se mantienen en capacitación continua para fortalecer la operación de los mismos.

Por su parte, el juez coordinador del TTA, Edgar Garay Vilchis explicó que luego de ser seleccionados, los participantes se someten a un seguimiento por parte de un equipo multidisciplinario integrado por un juzgador especializado en tratamiento de adicciones; un ministerio público, un defensor público, un terapeuta y un trabajador social.

Durante esta actividad, el juez Garay Vilchis condujo audiencias de seguimiento en las que autorizó la graduación de dos personas, pues se comprobó que dejaron de consumir sustancias psicoactivas y lograron restablecer vínculos sociales y afectivos.

El representante de CICAD-OEA realizó una serie de preguntas a los integrantes del equipo sobre los criterios de elección de candidatos, su historial clínico, la financiación del programa, becas para tratamiento residencial, factores de expulsión de los participantes, el contexto social del que provienen, así como de los mecanismos de estímulos y donativos.

Cabe mencionar que desde su implementación en 2014, el programa TTA tiene un total de 107 participantes adultos y 5 adolescentes graduados en diversos distritos judiciales, permitiendo que accedan a una segunda oportunidad de vida y evitando que incremente la población penitenciaria.

En el encuentro participaron también María Luisa Romero, de la Embajada de Estados Unidos en México; Karla Lorena Cerecero Chacón, subdirectora de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia en la Secretaría de Gobernación; Luis Enrique Leyva Nambo, director general adjunto de Instrumentos Contractuales de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana y Verónica Cortés Marroquín, directora general de la Administración de los Juzgados del Sistema Penal Acusatorio.