• Combina el conocimiento y el estudio de casos reales.

COM-PJEM-COMPETENCIAS-110618-1Para responder a la exigencia de la sociedad de una impartición de justicia pronta y expedita, actualmente la Escuela Judicial del Estado de México (EJEM) oferta los programas de notificador, ejecutor, secretario Civil, juez de Control y Juicio Oral, juez Civil, magistrado Penal y magistrado Civil, entre otros, mismos que han sido desarrollados con el Modelo Educativo basado en Competencias.

Con el modelo por competencias, la EJEM dejó atrás la enseñanza tradicional ya rebasada por las exigencias sociales y cambió la memorización sistemática por el desarrollo de habilidades de acuerdo a perfiles, preparando a sus estudiantes a través del conocimiento y el estudio de casos reales.

De esta manera se sustituyó por un esquema educativo que ha ubicado al Poder Judicial del Estado de México como pionero en la materia, al actualizar la pedagogía, didáctica y evaluación para la formación de sus estudiantes, principalmente servidores judiciales de todas las categorías.

El nuevo modelo considera el contexto laboral, determinando funciones y tareas del puesto que se realiza, definiendo un perfil con competencias o habilidades genéricas y específicas, a fin de formar a profesionales capaces para la tarea que desempeñan siguiendo los ejes transversales de equidad, ética, derechos humanos, entre otros.

En cumplimiento del Plan de Desarrollo Estratégico sobre Altos Estándares de Profesionalización, personal jurisdiccional y administrativo ha sido acreditado por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER).

Para tal fin, entre 2016 y 2017 se llevaron a cabo capacitaciones, certificaciones y desarrollo de estándares, con el propósito de mejorar la calidad de la atención a la sociedad, incrementando la competitividad y productividad, así como mejorar la realización de las funciones establecidas para los servidores judiciales.

Se entiende por competencia laboral, como la capacidad productiva de un individuo que se define y mide en términos de desempeño en un determinado contexto, y refleja las habilidades, destrezas, conocimientos y actitudes necesarias para la realización de un trabajo efectivo y con un alto nivel de desempeño.

Para 2018 la Escuela Judicial se acreditará como centro de evaluación, para certificar a colaboradores judiciales en los estándares de Intervención para la solución de conflictos, Proyección de acuerdos judiciales, Recepción de promociones en el ámbito judicial y Apoyo técnico en el desarrollo de la audiencia oral, que están en proceso de inscripción al Registro Nacional de Estándares de Competencia.