FOTO-COMUNICADO-PJEM---CONCUBINATO--3• Este órgano especializado reduce los tiempos de los procedimientos de meses a solo seis días.

Durante el primer trimestre del año, el Juzgado Familiar en línea del Poder Judicial del Estado de México resolvió 55 sentencias para la Acreditación de Concubinato, en un procedimiento ágil, breve, sencillo y efectivo. Entre ellos, el caso de Francisca, vecina de Teoloyucan quien ya pudo demostrar su concubinato para acceder a una pensión, y realizar otros trámites.

A través de este juzgado, Francisca demostró que radica en Teoloyucan y que vivió por 21 años en concubinato, hasta antes de su fallecimiento, con el padre de su hija. Hoy, gracias al Juzgado Familiar en Línea puede vivir más tranquila.

Este órgano especializado puso la tecnología al servicio de la justicia, ya que a través de 12 salas remotas distribuidas en diversos puntos, atiende a los ciudadanos de todo el territorio Mexiquense modernizando la función jurisdiccional y reduciendo los tiempos de los procedimientos de meses a solo seis días.

De las sentencias de concubinato resueltas por este Juzgado, 14 fueron provenientes de los municipios Toluca, 12 de Ecatepec, 7 de Tlalnepantla, tres de Almoloya de Juárez y tres más de Tultitlán, además de las localidades de Cuautitlán, Lerma, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Metepec y La Paz, entre otros.

El Artículo 4.403 del Código Civil del Estado de México establece como concubinato la relación de hecho que tienen un hombre y una mujer, que sin estar casados y sin impedimentos legales para contraer matrimonio, viven juntos, haciendo una vida en común por un período mínimo de un año; no se requerirá para la existencia del concubinato el periodo antes señalado, cuando reunidos los demás requisitos, se hayan procreado hijos en común.

El mismo ordenamiento indica que la concubina y el concubinario tienen los derechos y obligaciones alimentarias, hereditarios y de protección contra la violencia familiar reconocidos en el Código actual y en otras disposiciones legales, así como los establecidos para los cónyuges, en todo aquello que les sea aplicable, sobre todo los dirigidos a la protección de la mujer y los hijos.