IMG 5348El Consejero Marco Antonio Morales Gómez recordó al pintor en el marco de su tercer aniversario luctuoso.

El mural "La Cátedra de la Justicia" del Aula Magna "Gustavo A. Barrera Graf" de la Escuela Judicial del Estado de México, obra del artista mexiquense Leopoldo Flores fue inaugurado en 2004; en él destacan los grises, blancos, amarillos y rojos, escenario en el que interactúan la justicia sin la venda, el hombre libre, el hombre atado, el hombre en busca de la justicia y la espada.

Marco Antonio Morales Gómez, consejero de la Judicatura y entrañable amigo del pintor, recuerda que todo inició cuando fue director de la Escuela Judicial, espacio que se encontraba en plena remodelación.

El consejero relata que le pidió a Leopoldo Flores: "haznos un mural, no has trabajado sobre la justicia, sobre la figura de la justicia con la balanza". Inicialmente se pensaba solo en una pared para el proyecto que terminó incluyendo todo el exterior del Aula Magna.

Lo que dice el mural va acorde con la personalidad del pintor, más allá de los convencionalismos, continúa Morales Gómez: "sabes le voy a quitar la venda, la espada; la voy a sentar aquí en la Escuela Judicial, le voy a abrir un libro, y le voy a traer a todos para que enseñe lo que es la justicia, por eso se llama La Cátedra de la Justicia, porque dicen que debe ser eso, debe ser un conocimiento total y absoluto, no ciega", esas eran las charlas previas al mural.

En esta obra, Leopoldo Flores representa a la justicia en 3 fases, en el muro principal plasma a la justicia en victoriosa expresión y es seguida de otros personajes que comparten su vuelo, los que no son capaces de continuar caen derrotados y solo siguen los que denotan seguridad, fortaleza y pulcritud de espíritu, en la entrada principal del Aula Magna el muralista muestra al hombre presa de sus pasiones, sobresale el muro en el que la justicia se despoja de sus ataduras y de la venda de sus ojos para sentarse a debatir con los servidores públicos jurisdiccionales, con los abogados, con los estudiosos de las ciencias jurídicas. Este segmento del mural le da nombre a toda la obra.

En el marco del tercer aniversario luctuoso del muralista, el Museo de Bellas Artes rindió un homenaje a Leopoldo Flores, actividad a la cual fue invitado el consejero de la Judicatura, quien de forma amena narró algunas anécdotas que vivió con el pintor considerado el Hombre Universal.