0T0A9040El Centro de Convivencia Familiar es un espacio integral para garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes cuyos padres atraviesan por un proceso de separación.

Con un espacio único e innovador en América Latina como es el Centro de Convivencia Familiar de Ecatepec (Cecofam), los niños, niñas y adolescentes del Estado de México pueden contar con la seguridad de que sus derechos serán respetados, pues es un entorno donde podrán convivir con sus padres de manera sana cuando ellos enfrentan un proceso judicial de separación, así lo afirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Sergio Javier Medina Peñaloza al inaugurar dicho centro, acompañado del gobernador Alfredo del Mazo Maza quien reconoció al magistrado por humanizar la impartición de justicia.
Ante magistrados, jueces, colaboradores judiciales e integrantes del nuevo Centro de Convivencia, el titular del Consejo de la Judicatura indicó que el Poder Judicial cuenta con una estrategia para atender este grupo vulnerable de la sociedad partiendo de la premisa de que el centro de la justicia familiar son los niños como sujetos de derechos.

Partiendo de la construcción de dicho espacio, la atención se centra en el seguimiento y evaluación de cada caso, a través de un modelo de gestión basado en la tecnología, así como de programas de impacto y transformación emocional para estrechar los vínculos paterno filiales que buscan sanar los lazos y erradicar la violencia.

Ante la titular del Voluntariado, Isy Martínez Ramos, Medina Peñaloza hizo un llamado a las familias para que los niños, niñas y adolescentes no sean violentados ni utilizados como "rehenes" en los más de 66 mil asuntos de índole familiar que el Tribunal ha atendido este año y enfatizó la necesidad de consolidar su desarrollo y calidad de vida.

Acompañado de los secretarios de Justicia y Derechos Humanos, Rodrigo Espeleta Aladro y de Movilidad, Raymundo Martínez Carbajal, el fiscal general de Justicia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez; así como del presidente municipal de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras, el jefe del Ejecutivo Estatal destacó que una de las prioridades de si administración son las familias, por lo que de manera coordinada se han realizado estrategias y trabajo en equipo para acercar y facilitar el acceso a la justicia, tales como las Caravanas por la Justicia Cotidiana, las Jornadas de Usucapión Itinerante y el Juzgado Especializado en Procedimientos de Adopción.

Señaló que ha sido a través de la justicia restaurativa que ha sido posible el fortalecimiento del Estado de Derecho y con un proyecto como el del Centro de Convivencia Familiar, las familias mexiquenses tienen mejores oportunidades para garantizar su desarrollo y crecimiento, pues son el pilar de la sociedad.

En la exposición de motivos, el consejero de la Judicatura del Estado de México, Juan Manuel Trujillo Cisneros explicó que el conflicto entre papás y mamás implica, en diversas ocasiones, la nulificación de los derechos de los niños, los cuales en estas condiciones conforman un interés superior que es tutelado por jueces y juezas familiares, por lo que el Cecofam brinda un escenario acorde a las necesidades de una familia en proceso de separación.

Con una inversión de 75 millones de pesos, el Cecofam Ecatepec está construido sobre 4 mil 618 metros cuadrados que albergan espacios diferenciados de acuerdo a la edad de los usuarios, preescolar, niños, niñas y adolescentes, el cual está complementado con un lactario, salas de televisión, aulas de clases, salas de juegos, un arenero, una cancha deportiva, así como Cámaras de Gesell donde los jueces pueden dar seguimiento a las convivencias sin invadir la privacidad de las mismas.

Este espacio ubicado en el predio El Obraje requirió de 3 años para su construcción y beneficiará a alrededor de mil 680 familias de 58 municipios mexiquenses que cada semana o quincenalmente, usuarios que verán a sus hijos e hijas en convivencias decretadas por jueces o por convenio del Centro Estatal de Mediación, Conciliación y Justicia Restaurativa, las cuales son supervisadas por especialistas capacitados en el manejo de relaciones interpersonales, a fin de que no se pierda el vínculo fraterno.

Como garante del Estado de Derecho e institución de impartición de justicia, desde el Poder Judicial mexiquense se establecen los mecanismos y estrategias para salvaguardar las garantías de niños, niñas y adolescentes para así brindarles un mejor futuro.